Valores en la Familia

Friday, October 27, 2006

¿Cómo fomentar la buena educación?


El primer paso es dar buen ejemplo en casa. Los niños antes de la edad escolar aprenden lo que ven de sus padres y de las personas que están a su alrededor. Si la persona que cuida a su hijo pequeño no es bien educada, preste mucha atención pues el pequeño comenzará a copiar comportamientos y actitudes de la persona con quien pasa tanto tiempo.

Cuando los niños empiezan a decir sus primeras palabras, hay que enseñarles el por favor y el gracias. Luego, cuando comienzan a tener una buena coordinación de movimientos es hora de enseñarles a utilizar los cubiertos de forma correcta, a beber del vaso, a utilizar la servilleta... Es también hora de enseñarle a respetar la propiedad ajena y a no arrebatar juguetes de sus amigos o hermanos.

A los 3 o 4 años empieza una nueva etapa en su vida: la vida social. Si ha sido exitoso en la educación de los primeros años, verá los resultados pues podrá llevarlo de compras, de visita a otra casa y el niño pondrá en práctica todas las enseñanzas recibidas.

Por: Adriana Patricia Marín Londoño
Ricardo Correa Montoya

LA FAMILIA



La familia supone una profunda unidad interna de dos grupos humanos: padres
e hijos que se constituyen en comunidad a partir de la unidad hombre-mujer. La
plenitud de la familia no puede realizarse con personas separadas o del mismo
sexo.


Toda familia auténtica tiene un "ámbito espiritual" que condiciona las relaciones familiares: casa común, lazos de sangre, afecto recíproco, vínculos morales que la configuran como "unidad de equilibrio humano y social".
La familia tiene que equilibrarse a sí misma. De esa manera enseña el equilibrio a los hijos. Ese equilibrio de la familia va a contribuir al equilibrio social.
La familia es el lugar insustituible para formar al hombre-mujer completo, para configurar y desarrollar la individualidad y originalidad del ser humano.
¿Por qué es tan necesaria e importante la educación familiar?Biológicamente.- Todo niño nace absolutamente inseguro, necesitado e incompleto. Cualquier cervatillo y nada más nacer se pone de pie y el ser humano tarde un año –aprox.- en andar.Psicológicamente.- En la medida en que un cerebro está más evolucionado más tiempo necesita para educarse y desarrollarse hasta llegar a la edad adulta. Porque tiene mayor número de zonas finas en toda su personalidad. No puede vivir sin la ayuda del adulto, sin la formación. Su autonomía la alcanzará tras un largo proceso: lactancia, niñez, adolescencia. No basta el hecho biológico. Necesita desarrollar su inteligencia, voluntad, armonía, autonomía, autoestima: Nadie es nada si no se quiere a si mismo y nadie que no se quiera a si mismo puede querer a los demás. La autoestima es el motor del hombre. Esto solo lo logra en el Claustro protector de la familia. Los niños que crecen privados de un ambiente familiar, aunque crezcan físicamente, las deficiencias: psicológicas, afectivas, emocionales intelectuales y sociales son clarísimas.Sociológicamente.- El influjo de los padres es imprescindible. El niño aprende a saber quién es a partir de su relación con sus padres -personas que le quieren-. Nadie puede descubrirse a si mismo si no hay un contexto amor y de valoración. Proporcionan el mejor clima afectivo, de protección...El niño aprende a ser generoso en el hogar. Protección, seguridad, aceptación, estima y afecto. Cinco aspectos que debe aportar la familia a todo niño. Lo que aprende el niño en la familia es determinante.
Tres anillos de formación de la persona:FamiliaColegioSociedad. Es el que hoy tiene más poder. Absorbe a los otros dos anillos. Es necesario que los dos primeros anillos se unan y apoyen juntos. La sociedad educa hoy, sobre todo a través de la TV, la calle, los amigos.
Muy importante: ver la TV con los niños y ayudarles a ser críticos frente a todo lo que nos ponen en la tele.Sin darnos cuenta se nos pegan los modales de la sociedad si no luchamos contra ellos, como se pega el olor a tabaco en el pelo y la ropa si estamos con personas que fuman..
El niño llega a ser alguien por la consideración, aprecio y valor que le dan los demás.


NADIE PUEDE SER UNO MISMO SI NO ES ALGUIEN EN SU CASA
La familia hoy más que nunca es la mayor fuerza personalizante contra la domesticación y el espíritu borreguil que amenaza al mundo de hoy. Mucha gente cree que es libre, nadie que no luche por su libertad es libre. Compran lo que les mandan, hacen lo que les mandan..
Gran interrogante::la falta de interés por la cultura y la formación. La verdadera cultura es la de la libertad, la de ser uno mismo. Se aprende a ser libre en la familia.
La familia: comunidad de personas creadas sobre el sólido fundamento del amor y no puede realizarse nada pedagógicamente sino a través del amor.
El vínculo de la sangre debe dar paso a otros vínculos más espirituales: el respeto, el amor, la felicidad, el disfrutar de la vida juntos, el ayudarse. Nuestros hijos nos brindan cada día ya a cada momento la oportunidad de convertirnos en los padres que hubiéramos querido ser.
En una familia sana todos recuerdan a todos sus virtudes y en las familias enfermas se está esperando para reprochar los defectos y limitaciones y hacerlo públicamente.
El ejemplo vivo de lo que somos es la única forma importante de influir en los demásLa sociedad es el desarrollo de la familiaLa primera palestra de la virtud está en la familiaTodos los pueblos hostiles a la familia terminan por un empobrecimiento del alma.

VALORES DE SIEMPRE




RESPETO.- Trátale como si ya fuera tan buena persona como tú quisieras que sea; dejar que el otro sea él mismo. "Eres tonto", se convierte en realidad.
AMOR.- Como algo permanente. "Como no has aprobado ya no te quiero". Un niño necesita la seguridad en el amor para tener confianza en si mismo.
HONRADEZ.- Que los demás puedan confiar en nosotros
VALENTÍA Y VALOR.- Tesón, saber encarar las cosas, afrontar las dificultades. El no carecer de nada es un lastre en la educación. En la medida en que estás haciendo lo que no te gusta pero te conviene , en esa medida te estás formando.
ESPERANZA.- Actitud mental positiva, creer en lo que se está haciendo.
GENEROSIDAD .- Deseos de hacer el bien, de salir de uno mismo, de ayudar a los demás
.DAR SENTIDO A LA VIDA .- Espiritualidad, mete a Dios en tu vida.
EDUCA A TUS HIJOS EN VALORES .- No admitir que los demás le programen el cerebro.. Si no le educas tú , le va a educar la calle, la tele...
LA SAGACIDAD .- Estar bien despiertos y descubrir las alarmas de la sociedad: la droga...
¿Dónde se está formando a la juventud? ¿Qué programa de TV habla de estas cosas?. Todos por el mismo lado, por la misma ruta...No se está sembrando esto. Si no sembramos no recogeremos. Hay que salir a sembrar con entusiasmo que nada ni nadie pueda contra nosotros. Nuestra capacidad de soñar no se puede acabar... ¡ Formemos un frente de soñadores que consiga una familia mejor, una sociedad mejor, un mundo mejor !

Solución de conflictos


Compartir con los hijos el control de pequeños asuntos para
la solución de desacuerdos, consolida la confianza que ellos le tienen como
padre para negociaciones en asuntos más complejos.
Si se censura para
motivar a los chicos, lo único que se logra es que ellos creen un mecanismo de
defensa que coarta cualquier posibilidad de cooperación. Para una persona es muy
difícil entender que la crítica no va dirigida contra él sino contra una
actitud.
Si se pone mucho énfasis en la culpa o el castigo, se crea
alejamiento. Lo importante es reaccionar con calma y enseñar la relación causa
efecto a través de lo que sucedió, para poder en un futuro evitar el mismo
error.
Evite las lamentaciones, más bien busque soluciones creativas al
problema y permita que el niño aporte también las suyas. Cuando tenga un
problema con un miembro de la familia, evite poner gente en el medio, solucione
el conflicto con esa persona en privado, ella necesita ver respeto y una
adecuada solución de los conflictos y así aprender a relacionarse y a amar a los
demás.

Al enseñar tranquilidad, enseña a vivir sin miedo

La familia supone una profunda unidad interna de dos
grupos humanos: padres e hijos que se constituyen en comunidad a partir de la
unidad hombre-mujer. La plenitud de la familia no puede realizarse con personas
separadas o del mismo sexo.
Toda familia auténtica tiene un "ámbito
espiritual" que condiciona las relaciones familiares.

Thursday, October 26, 2006

Al enseñar tranquilidad, enseña a vivir sin miedo



La familia supone una profunda unidad interna de dos grupos humanos: padres e
hijos que se constituyen en comunidad a partir de la unidad hombre-mujer. La
plenitud de la familia no puede realizarse con personas separadas o del mismo
sexo.
Toda familia auténtica tiene un "ámbito espiritual" que condiciona las
relaciones familiares.

Vivir sin hostilidades es vivir en paz

A veces en las familias se siente una atmósfera de resentimiento inconsciente y tensión acumulada. También están expuestos a muchas escenas de violencia en los medios de comunicación o la viven en cualquier momento. Todas estas emociones pueden hacen sentir a los miembros de la familia vulnerables y logran que reaccionen o de manera violenta o aislándose, para evitar cualquier enfrentamiento aunque sea amistoso.

Lo importante es enseñar cómo resolver los conflictos y diferenciar las situaciones. Un dialogo constructivo es siempre más efectivo que cualquier enfrentamiento.

El estrés y el cansancio aumentan la irritabilidad. Responder positivamente al estrés es controlar los sentimientos de impaciencia, insatisfacción, ansiedad e irritación en los momentos tensos, para evitar que se acumulen y exploten de peor forma.

También es bueno canalizar estos sentimientos con actividades que derrochen energía, así se calma y retoma el control de la situación.
Sea modelo en control de sentimientos, no los niegue, reconozca los errores y ofrezca disculpas en caso de ser necesario.

Lo mismo en cuanto a sus problemas, evite discutir frente a su gente y aclare que hay diferencias, pero que se van a resolver de la mejor forma para todos. Esto enseña a valorar en relaciones futuras el diálogo, la crítica constructiva, el compromiso y la tolerancia.

Sea creativo en el control de la rabia o el mal genio, generalmente es más fácil descargarse con las personas más cercanas, que son la familia y recuerde que un ambiente sano y tranquilo permite que los niños también lo creen con sus futuras familias.

Enseñe a las personas a expresar sentimientos negativos, sin perjudicar al os demás, con palabras, evitando las acciones violentas, cree reglas para canalizar estas expresiones, hágales preguntas que le ayuden a ordenar sus sentimientos y descubrir vías para canalizarlos
.

¿Cómo fomentar la buena educación?


El primer paso es dar buen ejemplo en casa. Los niños antes de la edad escolar aprenden lo que ven de sus padres y de las personas que están a su alrededor. Si la persona que cuida a su hijo pequeño no es bien educada, preste mucha atención pues el pequeño comenzará a copiar comportamientos y actitudes de la persona con quien pasa tanto tiempo.
Cuando los niños empiezan a decir sus primeras palabras, hay que enseñarles el por favor y el gracias. Luego, cuando comienzan a tener una buena coordinación de movimientos es hora de enseñarles a utilizar los cubiertos de forma correcta, a beber del vaso, a utilizar la servilleta... Es también hora de enseñarle a respetar la propiedad ajena y a no arrebatar juguetes de sus amigos o hermanos.
A los 3 o 4 años empieza una nueva etapa en su vida: la vida social. Si ha sido exitoso en la educación de los primeros años, verá los resultados pues podrá llevarlo de compras, de visita a otra casa y el niño pondrá en práctica todas las enseñanzas recibidas.

LA FAMILIA COMO NÚCLEO DE LA SOCIEDAD

Muchas veces encontramos niños en nuestro alrededor que por sus malos o buenos modales y por la forma como interactúan con los adultos, impactan por su mala o buena educación.

¿Pero cuándo es un niño bien educado? Aunque la buena o mala educación depende en gran parte de los parámetros culturales de una comunidad, hay ciertos comportamientos típicos que definen si un niño es educado o si por el contrario es malcriado e ignora a las mínimas reglas de cortesía.

Un niño educado será un adulto respetuoso, tolerante y preparado para convivir con los demás. Es erróneo pensar que la educación es la preparación académica e intelectual de una persona. Más allá de ésto, es la forma acertada de comportarnos en sociedad y de interactuar con personas de todas las edades, razas y estratos sociales. Por ello la buena educación no tiene nada que ver con la posición social o el nivel económico.